Atalanta, sorpresa en la Serie A

La temporada se ha cerrado en la Serie A y más allá del título conseguido por la Juventus cabe destacar la sensacional campaña realizada por el conjunto bergamasco. Cuarto en la clasificación final, el Atalanta disfrutará de la Europa League la próxima temporada.

Para poner en contexto lo conseguido por el conjunto lombardo lo primero es situar en el mapa la ciudad de Bérgamo. A la sombra de la gigante Milán, sólo 50 kilómetros separan ambas ciudades, la ciudad ya merece una visita por su maravilloso centro histórico pero si a ello añadimos el éxito futbolístico, el plato ya es completo.

Esta temporada, el Atalanta sólo se ha visto superado en la clasificación por la Vecchia Signora, el Nápoles y la Roma, superando a Inter y Milán, en una clara demostración de que los gigantes de la capital lombarda están lejos de su mejor nivel. La recompensa para el equipo del Atleti Azzurri D'Italia, que sólo posee la Coppa Italia de 1963 en su palmarés, es volver a disfrutar de las competiciones europeas 26 años después de su última participación. Además el equipo bergamasco tiene el récord de ser el que más veces ha ascendido a la Serie A, siendo también el club que más temporadas ha disputado la Serie B.

El principal artífice de este éxito es sin duda Gian Piero Gasperini. El técnico piamontés ha conseguido en una sola campaña, llevar a La Dea a cotas inimaginables hace apenas un par de años, cuando se salvó in extremis del descenso a Serie B. La fortuna parece volver a sonreír a un entrenador que llevó al Genova a Europa desde la segunda categoría del balompié transalpino, pero que fracasó en el Inter de Milán.

El Atalanta se ha mostrado como un conjunto equilibrado, caracterizado por juntar mucho sus lineas y que trata de robar el balón lo más cerca del área rival posible para llegar con el mayor número de efectivos a la portería contraria. Gasperini ha dado con la fórmula perfecta entre veteranía y juventud para llevar a buen puerto su libreto futbolístico, sin importarle demasiado dar protagonismo a jóvenes inexpertos y desconocidos.

Los 38 títulos en categorías inferiores muestran el potencial de una de las mejores canteras de Italia. El central Mattia Caldara o el talentoso Andrea Conti son sus últimos exponentes, aunque también han tenido protagonismo otros jóvenes como Franck Kessie o Roberto Gagliardini, hasta su salida al Inter en el mercado invernal. El contrapunto lo han puesto veteranos como Erit Berisha, Abdoulay Konko, Mauricio Pinilla o Andrea Masiello.

En un conjunto en el que ha primado lo colectivo es difícil destacar a un solo futbolista, pero el nombre propio de este Atalanta debe ser Alejandro “Papu” Gómez. El de Buenos Aires ha completado una temporada que a sus 29 años pocos podían esperar. La explosión tardía de este mediapunta ha tenido su reflejo en los 16 goles anotados en la Serie A, acompañados por 12 pases de gol. Sus números le delatan como el máximo referente ofensivo del equipo. Su gran rendimiento ya le ha abierto las puertas de la albiceleste.

Lo más probable es que el equipo de Bérgamo deba que rehacerse de cara a afrontar con garantías el próximo ejercicio. A la hora de escribir estas lineas varios de sus mejores activos están a punto de cerrar su fichaje con otros equipos. El reto para Gasperini y su cuerpo técnico radica en volver a encontrar los ingredientes adecuados para repetir la ecuación.


Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...