Luca Toni, el adiós del goleador eterno

Parece que será este verano. Que esta será la última campaña que hemos visto sobre un campo de fútbol a este gran delantero italiano. Después de varios cursos pensando en decir adiós, Luca Toni dejará el fútbol en activo.


Un primer acercamiento a este atacante nacido hace 38 años (cumple 39 el próximo 26 de mayo) puede hacernos pensar que con su altura, 1,93 metros, y con su aspecto nos podríamos encontrar ante el típico delantero de área, un tanto torpón, que ha basado su carrera en el remate de cabeza y en la fuerza física. Sin embargo con más de 150 goles en Serie A hemos podido disfrutar, con tantos de las más variadas facturas: Con potencia, con colocación, a la media vuelta, de vaselina, de cabeza... e incluso a lo Panenka.

Situado entre los veinte mejores goleadores históricos de un campeonato tan competitivo como el italiano, Toni podía haber conseguido más tantos en la Serie A pero no siempre eligió el camino fácil. Así en el verano de 2003 Maurizio Zamparini le convenció para jugar en el Palermo en Serie B, dejando el Brescia. Su paso por Sicilia fue totalmente exitoso ya que su equipo se proclamó vencedor de la categoría y él fue Capocannoniere con 30 goles. Además allí nació su particular forma de celebrar sus dianas.

Tras su experiencia siciliana puso rumbo a la Toscana para enrolarse en la Fiorentina. Con el conjunto viola firmó, tal vez, su mejor campaña (2005/06). Máximo goleador de la Serie A y Bota de Oro europeo con 31 goles, superando el registro mitos como Kurt Hamrin o Gabriel Batistuta en una sola temporada, puso el broche de oro con la Copa del Mundo lograda por Italia en el Mundial de Alemania. Con la Azzurra jugó en 49 ocasiones marcando 19 veces.

Su buen hacer hizo que el Bayern de Munich se fijase en él y en la capital bávara pasó dos campañas y media. Recalaba en uno de los gigantes del viejo continente en lo que parecía su madurez futbolística. En su primer curso logró el título de máximo goleador con 24 tantos y durante su estancia conquistó 2 Bundesligas y 2 Copas de Alemania.

Con la treintena ya sobrepasada regresaba a país para cerrar el círculo y tras pasar por Roma, Génova y Juventus parecía que tendría un retiro dorado en el Al Nasr. Pero una vez más nuestro protagonista demostró que lo suyo son los retos y que no se podía ir por la puerta de atrás. Con 35 años regresó a la Fiorentina y con la escuadra del Artemio Franchi logró 8 goles y terminó la liga en cuarta posición.

Una vez más y buscando nuevos retos aterrizó en Verona para ayudar al recién ascendido Hellas Verona. Rizando el rizo la pasada campaña logró un nuevo hito al convertirse en Capocannoniere de la Serie A por segunda vez y siendo el único futbolista en lograrlo con dos equipos distintos: La Fiore (2005/06) y Verona (2014/15). Este curso no ha podido evitar el descenso del conjunto veronés.

A pesar de contar con un palmarés relativamente corto creo que estamos ante un futbolista de esos que marca. Que crea escuela y deja huella. Siempre ha sido un futbolista más importante de lo que pueda parecer. Bueno con ambas piernas su facilidad para el gol, sin duda, le hará pasar a la historia. 324 goles entre clubes y selección italiana le contemplan.


Comentarios

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...